Espacio XI

ebeca

Malena Perkins
Tomás Magrane

LOFT PARA UNA PAREJA MILLENIAL

La premisa inicial fue optimizar al máximo el espacio disponible y que la propuesta de diseño se adecue a una generación de nativos digitales, que tienen un comportamiento multitasking, que son autosuficientes, sensibles, exigentes y volátiles.

Casa FOA, año tras año nos propone el desafío de mostrar nuestro estilo, en un espacio de vanguardia, y en esta oportunidad el desafío ha sido doble, ya que tuvimos como motor conjugar las funciones de la vida diaria saliendo del esquema tradicional y armar un lugar con una propuesta original.
Había que personalizar las actividades que se realizan en este tipo de viviendas. Con un hilo conductor que armonice, se busco integrar un espacio múltiple donde todas las actividades pudieran llevarse a cabo en pocos metros .
Por esta razón surgió el planteo de un mueble integrador que recorre todo el espacio, albergando las distintas funciones que una casa exige. Una gran biblioteca que organiza, refugia y ofrece todo lo necesario para la vida en metros reducidos.

Nos intereso generar contraste mediante el uso de distintos elementos que dialogaran entre sí: hierro, madera, vidrio, gres, lino, plantas, cerámica, granito, barro y lana. Todos materiales nobles. Usamos el hierro frio y crudo para generar el mueble que recorre todo el espacio, un revestimiento texturado mas rústico aún. La calidez está dada mediante el uso de madera en el piso, techo y algunas paredes. Buscamos bajar la escala del espacio con las lámparas que cuelgan del cielorraso a distintas alturas. Granito gris mara y madera de petiribí para el mueble de la cocina y para la mesa que articula las funciones de comedor y estudio.

Diseño, texturas y color se unen para dar, con recursos simples y creativos, vida a paredes, muebles y accesorios que integran este espacio.